Logotipo SpiffMagazine
Logotipo Spiff Magazine
WES ANDERSON
18 enero 2021
Autor: Spiff
Básicos para este invierno: La pana

Pana, sí, como la que llevaba Felipe González en las americanas en sus tiempos mozos. Que las coderas que llevaba el político en los codos –invento del demonio-, y tu ideología -cercana o no a la del socialista-, no te cieguen, la pana mola, y sobre todo en invierno.

La pana mola porque es tremendamente cómoda y agradable al tacto, y porque se defiende, y muy bien, en diferentes entornos. Que quieres un look campestre, pantalón de pana + Barbour; un look vintage años 70-década de mayor esplendor del tejido-, americana de pana y jersey de cuello vuelto, o pantalón de pana + western shirts.

Nos gusta la pana, y no sólo ahora que es tendencia, por toda la historia que existe detrás de ella. Un tejido humilde, como el denim, bautizado como el terciopelo de los pobres, concebido en origen por los ingleses para la elaboración de los uniformes de los obreros durante la Revolución Industrial de la segunda mitad del siglo XVIII, que acogió, ya en los años 20 del pasado siglo, las familias británicas para vestir a sus críos, que abandonaban el nicho familiar para hospedarse en internados fríos, húmedos y muy estrictos. Lo de proteger de más a los hijos antes, poco. ¡A curtirse!

A mediados de siglo, hacía lo propio la nobleza. La nobleza aficionada al mundillo caza, jara y sedal. Es decir, la nobleza. Basta con ponerte algún episodio de The Crown, para darte cuenta de ello. Mucho Barbour, mucha pana, muchas Hunter.

The Crown-Barbour-Corduroy

Barbour y pana en The Crown

Prince Charles

Príncipe Carlos con pantalón de pana

Pero la pana no se queda ahí. Pronto llegarían los 70 -como hemos mencionado, su época dorada-, y los hippies. Estamos casi seguros que a Nixon la pana no le gustaba demasiado. Junto el denim y las chaquetas militares de Vietnam, las prendas de pana eran básicos predilectos en el armario de cualquier hippie norteamericano. Y los hippes, le gustara o no a Nixon, lo petaban. Por lo que casi todo el mundo en los 70, llevaba pana.

Unos años antes, la pana tampoco pasaría desapercibida entre los jóvenes norteamericanos de la Ivy League. Porque aunque su éxito siempre ha estado ligado a un target más bohemio, que te daba ese aspecto de desaliñado elegante, su cómodo manejo y versatilidad en la sastrería, también supusieron un reclamo entre los que defendían el Ivy look, un concepto totalmente diferente al que hemos usado -quizás injustamente-, de desaliñado elegante.

Si los 70 fueron la década de mayor esplendor, podríamos catalogar los 60 como la del Renacer. Nada que ver con DiCaprio, no. Más bien con Jagger, Mick Jagger. Según el presidente de la Junta de Comercio, que hizo unas declaraciones a The Times en 1965, el cantante había sido el artífice de haber salvado la industria británica de la pana. El susodicho lo hacía con motivo de las fotografías realizadas por el célebre Cecil Beaton a Jagger, vestido con unos pantalones rosas. ¿El tejido? Lo has adivinado, era pana.

Mick Jagger con pantalón de pana rosa, fotografiado por Cecil Beaton.

Después de los estudiantes de la Ivy League, de los pantalones rosas de Jagger, de los hippies, de la chaqueta en color canela de Dustin Hoffman en El Graduado, y de nuestro Felipe González, vendrían los 80 y los 90, y aunque también obtuvo su rol en algún que otro año en pasarelas de moda, su transcendencia fue menor, o por lo menos no tanto de nuestro agrado.

Ralph Lauren, que ya sabes que aquí no somos objetivos, le tenemos muy arriba, se adelantaba a casi todos hace ya unos 6 años, y sacudía de un plumazo ese carácter un tanto rancio del tejido instaurado en los años 90. Un carácter que se manifestaba en cada uno de los looks de profesores de casi todas las universidades del mundo, que copiaban a Robbin Williams en El Club de los poetas muertos.

El del Bronx le daba una vuelta a la pana y lo hacía representándola en sus colecciones más exclusivas de Polo Country, Purple Label y RRL. Mientras, Anderson Sheppard hacía lo propio en el universo menswear clásico, y afamadas firmas de moda como Gucci, Cerrutti 1881, o Ermenegildo Zegna, no se quedaban atrás.

Este boom por la pana se mantiene hoy, casi 6 años más tarde. Y es que la pana, nunca debería irse de nuestros armarios.

tuxedo-corduroy-purple label

Tuxedo en tejido pana de Purple Label, Ralph Lauren.

Lo+Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.