Logotipo SpiffMagazine
Logotipo Spiff Magazine
Auro Montanari-John Goldberger
28 noviembre 2020
Autor: Spiff
Conociendo a John Goldberger

Desde que tengo uso de razón en materia de relojes, he admirado a John Goldberger. De hecho, esta es sin duda- sin desmerecer al resto de entrevistas que pasan por aquí, todas ellas de gente tremendamente inspiradora- , la que me ha generado mayor nerviosismo. Y es que Auro Montanari -su verdadero nombre-, de primeras, impone. Impone por un soberbio gusto, y no sólo a la hora de escoger piezas únicas relojeras para añadir a su colección. Disculpen, a su superlativa colección.

Sus modales, como de otra época; su porte y estatura; su elegancia, siempre me ha parecido un tipo terriblemente elegante y estiloso, su sensibilidad a la hora de capturar momentos bajo su cámara y dejarlos reflejados en Instagram, una red que a menudo peca de vulgaridad; su particularidad de hacer de lo raro, algo bello…Todo ello hacen de él, un adalid del estilo y buen gusto, un referente de lo que esta revista persigue día a día. Auro Montanari es nuestro Bruce Wayne. Los dos se camuflan bajo un alter ego, los dos coleccionan juguetes que todos querríamos tener, y los dos en definitiva son, disculpen lo manido del término, unos gentlemans modernos. Uno, eso sí, en la cruda realidad.

Probablemente John Goldberger sea el Batman de la alta relojería. Batman o cualquier otro superhéroe que admiren hasta la devoción. Y es que la colección que atesora el italiano es una de las más importantes del mundo. Cartier, Patek Philippe, Rolex, Omega, Longines…Son algunas de las firmas en las que el de Bolonia más especializado está.

Al lado de un gran hombre, siempre hay una gran mujer, y Auro, por supuesto la tiene. Por eso antes de invadirle a preguntas, queremos dar gracias a Francesca, su mujer, por su gentileza, accesibilidad y aceres celestinos entre Spiff y el coleccionista. Gracias a ella hoy nos sentamos ante un personaje al que realmente admiramos.

SPIFF: Auro, es un auténtico honor tenerle con nosotros. Intentaremos estar a la altura en lo que podamos. Uno encuentra mucha información de Rolex, Omega, Patek Philippe en Internet, pero parece que cuando se trata de Cartier, hay ciertas lagunas. Se lo dice uno que tuvo que preguntar a George Cramer, afamado especialista en Cartier, antes de comprar un Tank. ¿Por qué sucede esto?

John Goldberger: Muy pocas personas en todo el mundo tienen un buen conocimiento sobre los relojes vintage de Cartier. No existen blogs, foros o literatura dedicados a este tema donde llegar a la información correcta, mi consejo para cualquier nuevo amante y coleccionista de Cartier es ser cuidadoso y comprar solo en un distribuidor especializado, en una casa de subastas de renombre o en los rincones vintage de las boutiques Cartier más importantes del mundo. Lo único que siempre puede salvar a los coleccionistas es el conocimiento: el conocimiento de quienes te van a vender el reloj y el conocimiento del objeto. Al final, siempre hay que comprar al vendedor más que al objeto.

Cartier Bagnoire

Cartier Bagnoire

Platinum Cartiers

Platinum Cartiers

SPIFF: Hace unos días, sin ir más lejos, buceando en la red encontramos un Cartier que nos despertó cierta curiosidad. Un Cartier Marine de inicios de los años 30. Un modelo creado por Omega en 1932 para la inmersión y resistencia al agua. No supimos en ese momento si catalogarlo como Cartier o como Omega, e Internet no quiso darnos algo de luz al respecto. ¿Tiene usted idea de qué sería lo correcto? Sabemos que durante un tiempo, por ejemplo Rolex, se vendía en Cartier, y que por tanto algunos de ellos tenían grabado la firma en sus diales. ¿Este es un caso parecido? ¿Es simplemente un Omega vendido al menor por Cartier?

John Goldberger: ¡Sí, un Omega Marine raro vendido por Cartier! En el pasado, muchas tiendas Cartier, especialmente las de Nueva York, vendían relojes al por menor de otras marcas como Omega, Universal, Movado, Audemars Piguet, Vacheron Constantin, Patek Philippe y Rolex. Muchos relojes tienen la firma Cartier agregada en la esfera y el número de inventario de Cartier grabado en la parte posterior de la caja o debajo de las orejetas.

SPIFF: A colación con la anterior pregunta, que un Rolex incluya el sello de Tiffany’s o de Cartier –este es mucho más raro-, le otorga un valor añadido al reloj. ¿Se ven muchos relojes así o todos los tiene usted jajaja?

John Goldberger: Vi muchos ejemplos de relojes con doble nombre, ¡pero también con la única firma Cartier en la esfera o sin ella! Muchos relojes de pulsera Patek Philippe sólo tienen los números Cartier grabados debajo de las asas sin la firma de la Maison francesa en la esfera y todos eran correctos. ¡Los relojes de pulsera de doble nombre son siempre los más raros y más caros!

SPIFF: Un poco en la línea de relojes con diales especiales, nos encontramos con los diales Khanjar, relojes que Qaboos bin Said, sultán de Omán, encargó a las firmas más prestigiosas relojeras. Que este tipo de relojes no pueda comprarse en tiendas oficiales de Rolex o Patek Philippe, por citar dos, porque las firmas los fabrican bajo pedido exclusivamente para ellos, ya los hacen exclusivos de por sí, pero, sabemos que incluso dentro de este tipo de diales, hay relojes relativamente accesibles y relojes prácticamente imposibles de conseguir. Nos consta que en su colección tiene algún que otro Khanjar. Puede desvelarnos cuál es su favorito y la historia que esconde detrás.

John Goldberger: Mi reloj de pulsera favorito, con el emblema de Omán en la esfera, es el Rolex Seadweller ref. 1665, porque tiene un origen determinado y su historia está ligada al nacimiento del Sultanato de Qaboos.

Seadweller 1665

Rolex Seadweller 1655 Khanjar

SPIFF: Si alguno de nuestros lectores le diera por comprar uno de estos relojes con diales Khanjar o co-signed como inversión, ¿cuál sería su recomendación?

John Goldberger: Mi consejo, siempre, es comprarlos en un buen distribuidor especializado o en una casa de subastas de buena reputación.

SPIFF: ¿Cuál es el rincón más extraño dónde Auro Montanari o John Goldberger ha conseguido uno de sus relojes?

John Goldberger: Hace 30 años, durante un viaje de negocios en los Emiratos Árabes Unidos, encontré algunos ejemplos de Rolex Seadweller con el emblema de Omán en el zoco dorado de Dubai. Me atrajeron estas hermosas esferas de los relojes deportivos Rolex sin saber nada de la historia detrás de ellas, luego leyendo libros de historia y con la ayuda de distribuidores especializados y coleccionistas, ¡comprendí la importancia de estos relojes!

SPIFF: Por cierto, ¿por qué John Goldberger?

John Goldberger: Por privacidad. Si alguien lee latín y alemán, puede entender fácilmente el origen de mi apodo.

SPIFF: Durante su juventud, que no es que usted sea viejo, ni mucho menos, estuvo viviendo en Venice Beach. ¿Qué recuerda de aquella época? ¿Compró muchos relojes?

John Goldberger: Pasé casi 10 años felices de mi vida en el sur de California, a principios de los 80, ¡he vivido en la playa de Venice, jugando baloncesto y surfeando! Durante esos años asistí a muchos flea markets, subastas de propiedades, casas de empeño y encontré muchos relojes interesantes y raros a precios razonables.

SPIFF: Me llama especialmente la atención su colección de diales Enamel Cloisonné. Todos ellos auténticas obras de artesanía. Le he visto un Universal Geneve con el mapa de Sudamérica, otro PP 1415 y 2523 con mapas de Europa y Asia…Para serle sincero, antes no me gustaban, pero ahora no se me quitan de la cabeza. ¿Puede hablarnos de ellos? ¿Qué hace que estos relojes sean tremendamente especiales?

John Goldberger: Estoy muy fascinado e intrigado por llevar relojes de pulsera con esferas esmaltadas en cloisonné. Los colores utilizados son extraordinarios, con tonalidades graduadas de esmalte azul, verde esmeralda, dorado y rojo que deslumbran absolutamente bajo la luz incidente, no hay posibilidad de encontrar dos piezas completamente idénticas en el mundo, una obra de arte única.

Patek Philippe, Vacheron Constantin, Rolex, Omega, Eska y otros fabricaron -en su mayoría en los años 50-, una cantidad extremadamente pequeña de relojes de pulsera “sólo para el tiempo” en los que se colocaron esferas de cloisonné de esmalte muy detalladas e increíblemente artísticas, sólo una cantidad extremadamente baja de relojes se actualizó con estos increíbles diales.

Una maravillosa esfera de reloj cloisonné es verdaderamente una obra de arte en miniatura que perdurará por generaciones, y se puede disfrutar todos los días si lo desea, también le da un aura que simplemente no podría describir.

Cloisonné Patek Philippe

Cloisonné dial Patek Philippe

Cloisonné Universal

Cloisonné dial Universal Geneve

SPIFF: Sé que esta puede ser la pregunta más complicada y probablemente la más tonta, teniendo en cuenta su gigantesca colección, pero ¿cuál es su “niño mimado”? Aquel del que nunca podría desprenderse.

John Goldberger: Estoy cada vez más ligado al último reloj que he comprado, al último descubrimiento. ¡Mi favorito es siempre mi último reloj comprado!

SPIFF: ¿Y el que anhela poseer, o eso no nos lo puede desvelar?

John Goldberger: ¡Muy difícil de responder!

SPIFF: Cuando antes le definía como un gentleman, lo hacía con todas las de la ley. El gentleman recoge una serie de cualidades que van más allá de lo material. Estoy convencido que John Goldberger seguiría siéndolo, aún sin tener todos esos relojes que tiene. Por ejemplo, lo que yo entiendo por gentleman, está condicionado por los actos que uno hace. En 2018, usted vendió un 6265 en oro blanco de su colección, a través de la casa de subastas Phillips, y todos los beneficios obtenidos fueron destinados a la ONG Children Action. Coméntenos cómo se terció todo aquello.

John Goldberger: Lo siento, pero es muy difícil volver a explicar el procedimiento. Todos me preguntaron por qué y luego susurraron un extraño misterio … ¡Era solo una venta de caridad!

Gold Daytona 6265

White gold Daytona 6265

SPIFF: Me gustó mucho el Swatch Serpent (GZ102) edición especial por Keith Haring que mostró hace un tiempo en Instagram. ¿Le gusta el arte? ¿También lo colecciona?

John Goldberger: En los años 80, compré algunos ejemplos de Swatch con esferas especiales diseñadas por artistas. Me gustaría coleccionar arte moderno, pero hace 40 años decidí con mucha disciplina centrarme sólo en relojes.

SPIFF: Sus dos últimos libros presentados han sido Time to Race y Time to Wear. Háblenos primero de Time to Race. ¿Qué significa para usted esa época de carreras F1 a las que hace referencia en el libro?

John Goldberger: Time to Race quiere ser un libro de historias e imágenes, de hombres y relojes. Un libro para leer para cada personaje principal y para cada modelo. No fue un trabajo fácil, y para varios relojes se convirtió en una verdadera búsqueda del tesoro, encontrándolos finalmente en países o situaciones que eran completamente impensables. Siempre que era posible, nosotros -el coautor, Cesare Maria Mannucci, y yo-, publicamos el reloj que pertenecía al protagonista, mientras que en otros casos publicamos exactamente el mismo modelo. Fue una decisión editorial no tener en cuenta los relojes actuales en los que los conductores participan en actividades de concesión de licencias, porque se trata de operaciones puramente comerciales. Aunque algunos conductores nos las ofrecieron con insistencia.

“Time to Race” se ha convertido así en un viaje hacia nuestra memoria y nuestra pasión, los recuerdos de las carreras y la evolución técnica de los relojes, pasando por un período de más de cien años.

SPIFF: Me parece una temática alucinante, sinceramente. Yo también soy admirador de las carreras de antes y de los relojes que llevaban los pilotos. Tengo por ahí una foto de James Hunt enseñando su Rolex a Gilles Villeneuve, y hace relativamente poco leí sobre la historia del Rolex Datejust que entregó Lauda a su salvador, Arturo Merzario. ¿Quién le gustaba más, Niki Lauda o James Hunt?

John Goldberger: El estilo de vida de James Hunt era muy glamuroso, pero prefiero a Niki Lauda.

SPIFF: El segundo libro del que hablábamos, Time to Wear, lo presentó usted junto con otro de nuestros primeros entrevistados, Alessandro Squarzi. En este nuevo libro, la ropa vintage ocupa un claro protagonismo. Háblenos un poco del libro y de su relación con el universo vintage.

John Goldberger: Conocí a Alessandro Squarzi hace unos años y descubrí que compartíamos las mismas pasiones, los relojes y la ropa vintage.

A lo largo de los años, Alessandro acumuló una gran cantidad de relojes muy interesantes, por nombrar algunos: Diferentes modelos de Omega Speedmaster, Seamaster, relojes militares, Patek Philippe Nautilus y relojes Rolex Sport.  Su enfoque del coleccionismo ha crecido y madurado hasta convertirse en un coleccionismo de “Relojes herramientas”, con una historia que contar.

También se centra en relojes de pulsera de marcas pequeñas y desconocidas, porque a Alessandro le atrae mucho el diseño inusual de estos relojes.  Cuando el diseño del reloj es fuerte, bonito y además tiene gran calidad y es atemporal, al final a quién le importa qué firma lo fabricó…

Hace un año decidimos publicar juntos un libro sobre su colección de relojes y su estilo de vida. En el intento enmarcar los relojes en sus piezas más significativas de su amplia colección de denim vintage y ropa militar.

También tomé muchas tomas de Alessandro con los relojes en diferentes lugares, incluidas sus casas en Milán, Rimini, St. Tropez y en su loft en Forlì.

El libro “Time to Wear” contiene una selección de su colección, alrededor de 170 ejemplos diferentes.

Squarzi-John Goldberger

Auro Montanari y Alessandro Squarzi

Alessandro Squarzi Rolex Daytona

Alessandro Squarzi con Rolex Daytona

SPIFF: Al margen de lo obvio, de su majestuosa colección de relojes, aquí que somos muy de ropa vintage, y de la cual entendemos algo más que de los propios relojes, nos hemos percatado que es usted un apasionado de las camisas denim vintage. Recuerdo una camisa Rockmount que enseñaba en Instagram, con algunos de sus relojes, todos ellos con brazaletes navajo. ¿Alguna camisa que guarde con especial cariño?

John Goldberger: La marca Rockmount es una gran empresa antigua de camisas de moda, una de las mejores.

La actual camisa vaquera fue encontrada hace 30 años, en la antigua tienda de Nudie en Los Ángeles, sastres de Elvis Presley.

SPIFF: ¿Le gustan los brazaletes navajo o prefiere el brazalete original?

John Goldberger: Me encanta usar relojes de pulsera con correas originales y bonitas. Pero también me encantan los brazaletes de plata Navajo o los brazaletes montados en simples relojes deportivos de acero.

Rolex Bubbleback con brazalete navajo y camisa denim vintage

Rolex Bubbleback con brazalete navajo y camisa Rockmount denim vintage

SPIFF: Cuando contacté con Francesca hace ya unos meses, me reconoció su admiración hacia Ralph Lauren y el estilo de vida que representaba tanto él como su familia. Corríjame si me equivoco, creo haberle visto con alguna prenda RRL en sus fotos ¿Comparte con su mujer esa admiración por el norteamericano?

John Goldberger: Tengo una gran pasión por la ropa vintage estadounidense y uso con regularidad Double RL, porque RRL encapsula la herencia del oeste estadounidense. Botas y chaquetas de cuero, mantas con estampado navajo y, por supuesto, mezclilla azul cruda y desgastada fueron solo algunos de los elementos estadounidenses clave del mundo RRL.

SPIFF: Para finalizar la entrevista, un clásico de Spiff: Plato de comida favorito y un restaurante para degustarlo.

John Goldberger: Un plato famoso de mi ciudad, la Cotoletta alla Bolognese, lo puedes encontrar con la receta original en Osteria La Bottega, via Santa Caterina, 51, Bolonia.

Auro Montanari wife

Auro y su mujer Francesca con chaqueta RRL

Lo+Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.