Logotipo SpiffMagazine
Logotipo Spiff Magazine
22 noviembre 2021
Autor: Spiff
Nos gustan algunas zapatillas. ¡GAT!

Década de los 70, Adidas o Puma (no hay evidencias claras de quién fue el artífice), crea unas zapatillas blancas de piel para el ejército alemán. Hoy, 50 años más tarde, siguen gustándome. Ya saben lo que dicen, classic never gets old. Que sí, que he ido madurando y he ido viendo que un zapato es un zapato, pero oye, hay espacio para todo. Y sobre todo para zapatillas. Para algunas zapatillas. Hoy por hoy el minimalismo, la sencillez y el aticismo impera. No confundan la sencillez con lo simplón. Y si lo hacen, no importa, prefiero que me tachen de simplón a que lo hagan de hortera. Por mucho que al hortera le premie el algoritmo de Instagram. ¡Que te den, algoritmo!

Las GAT entran en esa categoría de zapatillas menos zapatillas-más zapatos del mercado. Comparten junto con las Racquet y las Achilles, el alfa y el omega de la elegancia hecha zapatilla. No hay cámaras de aire ni colores chillones. Piel blanca, ante gris y suela de goma. ¡Viva el normcore!

Pero, ¿cómo surgieron? Como ya les adelantaba se hicieron para el ejército alemán, fabricándose en la década de los 80 cientos de miles, cumpliendo un contrato entre el gobierno y una de las dos casas deportivas alemanas citadas arriba (no sabemos exactamente cuál, pero no importa porque los creadores eran hermanos y entre hermanos pasan estas cosas), para equipar a los soldados del ejército de Alemania Occidental.

Pero la Guerra Fría terminó y los ya ex soldados se pusieron a vender como locos sus equipos. No existía Vinted, pero sí thrift shops. Chaquetas -la típica con bandera de Alemania al hombro-, pantalones y GATs inundaron las mismas.

En 1998 sale a la palestra el diseñador Martin Margiela con sus propias GAT y la zapatilla se viraliza entre los fashionistas. En los últimos años entre fashionistas clásicos. Es decir, entre nosotros. Porque sí, somos fashion, pero también clásicos, y nuestro hashtag por antonomasia es #classicmenswear. La grupetta sueca sabe bien de lo que hablo. Si Andreas calza zapatillas, calza GATs. Y si Andreas lo hace, será por algo.

Andreas Weinas con GAT

La original (la producida para los soldados del ejército de Alemania Occidental) tenía una parte de la puntera en ante, y una pieza adicional de cuero blanco cosida en el panel lateral. Se llamaba BW Sport. BW porque eran las siglas de “bundeswehr sportschuhe”, que significa “calzado deportivo de defensa federal” en alemán. Aún se pueden conseguir en plataformas de segunda mano como eBay.

Las GAT modernas comparten mismos detalles icónicos de gamuza gris en la puntera y en empeine, pero añaden un parche del mismo material y color en el talón.

De todas las opciones -hay unas cuantas-, he elegido la producida por Novesta. Y es que la relación calidad/precio de la firma eslovaca es prácticamente imbatible.

Novesta empezó a producir las GAT en 2019 aprovechando el pico de popularidad del modelo. Una zapatilla que se presenta en 100% piel en la parte externa y una mezcla de piel y textil poliamida 100% en el interior con una suela de goma 100%.

Novesta GAT

Actualmente Novesta nos ofrece 4 diferentes opciones. Una primera opción en azul marino y suela amarillenta, una segunda opción toda en negra, una tercera que sería la más parecida a la GAT original, aunque con pequeñas variaciones (pieza de ante en talón y un amarillento más tenue en la suela de goma), y una última opción de color gris. Aunque todas las versiones me gustan, me decanto, como no podía ser de otra manera, por la tercera opción. Ya en mis manos, perdón pies, resaltar su calce; un espectáculo. Además, la zapatilla va luciendo aún más con los usos. ¿Nos gustan las zapatillas? Algunas. ¿Las GAT? Por supuesto.

Lo+Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.