Logotipo SpiffMagazine
Logotipo Spiff Magazine
16 octubre 2021
Autor: Spiff
Ya es hora de cuidar tus zapatos

Bueno, pues ya has comprado tu nuevo par de zapatos de construcción Goodyear. Ahora, ¿vas a darles el cuidado necesario para que duren y el desembolso haya merecido la pena? ¿O harás como con todos tus demás zapatos y los tirarás pasados dos años sin apenas haberles pasado un cepillo en ese tiempo “porque ya están viejos”? Un buen par de zapatos de construcción Goodyear pueden durar más de 20 años si los tratas adecuadamente. En este artículo te explicamos cómo hacerlo. En unos 15 minutos, podrás devolver a unos zapatos su color y brillo originales, así como procurarles una nutrición adecuada que haga que luzcan CASI como nuevos. Ten en cuenta que ésta es la manera en la que procedemos nosotros, pero no es, ni mucho menos, la única que existe.

Para el proceso necesitarás:

  • Un cepillo de cerdas fuertes para eliminar la suciedad y polvo más incrustados.
  • Un cepillo de cerdas suaves para eliminar la suciedad superficial.
  • Un cepillo de cerdas suaves para aplicar la crema.
  • Paños limpios de algodón que no suelten pelusa. Una camisas vieja cortada a tiras hace el apaño.
  • Crema y cera del color deseado.
  • Crema renovadora y aceite para suelas.
spiff-galea bespoke 01

Todo lo que necesitas para darle una nueva vida a tus zapatos.

Limpieza:

El cuidado comienza retirando la suciedad y los restos de crema y cera que queden de lustrados anteriores. Para ello, retira los cordones e introduce los pernitos en los zapatos. Con el cepillo de cerdas fuertes, retira la suciedad que pueda haber en la unión de la vira con el corte (la parte superior del zapato). Luego, con el cepillo de cerdas blandas, haz lo mismo en el corte.
En caso de que hubiera un exceso de crema y cera que no hayas podido retirar con el cepillado, puedes quitarlo con pasadas largas y uniformes de un paño que habrás calentado previamente con una lumbre o una plancha.
Importante: El paño irá absorbiendo las ceras, por lo que habrá que hacer cada pasada con una zona limpia del paño. De insistir con una parte del paño ya “sucia”, se corre el riesgo de manchar el zapato (las ceras contienen sustancias que, una vez en estado líquido por efecto de calor, pueden penetrar en la piel). Otra opción sería aplicar Renomat de Saphir con un paño. Debe hacerse con cuidado y comprobando el efecto que tiene sobre la piel. El Renomat es un producto algo abrasivo que puede llegar a llevarse algo de color (especialmente en el caso de museum calf y de pátinas artesanales). Para casos extremos existen procesos como el del denominado “baño sueco”.  Insistimos: es sólo para casos extremos.

spiff-galea bespoke 02

Retirada de la suciedad con cepillo de cerdas fuertes

Nutrición:

En ocasiones, la piel del zapato presenta un aspecto seco. Sin vida. En tales casos, conviene, antes de aplicar cremas y ceras, nutrirla adecuadamente para que recupere su elasticidad y brillo. Hay una gran variedad de productos a tal efecto. Nosotros recomendamos la “Creme Universelle” de Saphir. Simplemente aplica una cantidad generosa en un paño limpio y frota la superficie del zapato con ella. La piel quedará inicialmente con un aspecto más oscuro debido a la humedad de la crema. Calma. Deja que se seque. Una vez notes que la piel ha absorbido la crema, frota con un cepillo de cerdas suaves. Sólo con eso ya habrás conseguido insuflar algo de espíritu al zapato. De hecho, en función de la piel, no será siquiera necesario aplicar cremas después. También es un forma rápida de mantener el zapato en condiciones sin necesidad de dedicarle demasiado tiempo y algo que puede hacerse a un par de zapatos recién comprados cuando no se sabe cuánto tiempo han estado almacenados.

Spiff-Galea Bespoke 03

Nutrición del zapato.

Lustrado

Los zapatos, en este punto, están listos para ser lustrados, lo que llevará a una restauración del color que se haya perdido por el paso del tiempo y a cubrir posibles rayones que tenga la piel.

Envuelve tus dedos índice y corazón de la mano derecha (la izquierda, si eres zurdo) con un paño limpio que no suelte nada de pelusa. Toma un poco de crema del tono más similar al de los zapatos y aplícala en círculos sobre el zapato ejerciendo una leve presión. Trata de que no quede ninguna zona del zapato sin cubrir. No apliques demasiada crema. Es cara. Mejor repetir el proceso aplicando algo mas de crema que tener que retirar un exceso.

Para las zonas de más difícil acceso, como la lengüeta o la unión entre corte y vira puedes utilizar un cepillo pequeño. Aprovecha también para aplicar un poco de crema a los bordes de la suela, que suelen desgastarse y perder color, y a la vira. También es el momento de aplicar aceite específico para suelas. Deja que la creme repose un buen rato para que la piel la absorba (por eso es recomendable trabajar con varios pares de zapatos al mismo tiempo; mientras un par absorbe la crema, el par en que hayamos trabajado previamente estará ya listo para ser cepillado) y luego “elbow grease”. Cepilla y cepilla hasta que ves que surge el brillo.

Spiff-Galea Bespoke 04

Toma un poco de crema, y al lío.

Spiff-Galea Bespoke 05

Ayúdate de un pincel para las zonas más difíciles.

Si vieras que pasado un buen rato de cepillado todavía no se ha conseguido brillo, puedes aplicar crema de nuevo. Quizá te hayas quedado corto. La crema es cara, pero tampoco tanto.

Aunque, como hemos apuntado antes, debe utilizarse una crema del color de la piel (si no hay una del mismo tono siempre será mejor aplicar una de un tono más claro para no “ensuciar” el zapato), siempre cabe la posibilidad de experimentar con otros colores para conseguir una pátina especial. Así, se pueden aplicar cremas burdeos a un zapato marrón que resulte un poco plano, cremas azules a uno negro… Es una forma fácil y sencilla de dar algo de profundidad y personalidad al zapato.

Una vez terminado el proceso anterior, llega el momento de aplicar la cera. No es algo estrictamente necesario (no nutre el zapato), pero estéticamente el zapato gana mucho y, además, queda algo más protegido de las inclemencias. La cera se aplica de la misma forma que la crema pero en cantidades muy, muy pequeñas.

Terranova Spiff

Zapato como nuevo

En ocasiones, no obstante, queremos algo más. Queremos que el zapato esté impecable. Que tenga en la puntera ese brillo acharolado que siempre aparece en las películas de cine clásico. En tales casos procede un glaçage.

El glaçage no es complicado, pero requiere de tiempo y paciencia. Tiempo porque no se hace en tres minutos. Paciencia porque generalmente no se consigue a la primera. Nada que no se solucione con práctica.

Envolveremos de nuevo los dedos con un paño limpio. Cogeremos una pequeña cantidad de cera y la distribuiremos por la punta del zapato con movimientos circulares presionando con firmeza para calentar bien la cera de forma que penetre en los poros.

Daremos así tres o cuatro capas o las necesarias hasta apreciar que el poro ha quedado cubierto. Dejaremos secar.

Cuando hayas conseguido el brillo deseado, usa una media panty y frota suave pero rápidamente, primero sobre la puntera y luego desde la puntera hacia el empeine y las traseras del zapato para acabar de levantar el brillo.

Spiff-Galea Bespoke 07

Frota suave, pero rápido.

Spiff-Galea Bespoke 09

Resultado final de los Terranova de Galea Bespoke

Muy importante. Cuando veas el brillo obtenido, tendrás la tentación de hacer un glaçage por todo el zapato para conseguir ese brillo que se ve en algunas fotos publicitarias.

NO LO HAGAS.

Ten en cuenta que con la cera y el agua lo que hemos hecho es crear una fina película. Como la del glaçage de azúcar de un pastel. Y, ¿qué le ocurre al glaçage del pastel cuando lo presionas? Sí. Se rompe. Lo mismo pasará si lo haces en un zapato. Piensa que el zapato está sometido a movimientos de flexión todo el tiempo. Imagina el aspecto del glaçage en la parte baja del empeine en cuanto des un paso. No quieres eso.

Lo dicho: no desesperes. Un glaçage no siempre sale a la primera. Se requiere de práctica. Pero unos cuantos sábados frente a los zapatos, antes de tomar el vermut, y serás capaz de tener unos pares que merecerán aparecer en cualquier cuenta de Instagram.

Lo+Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.